En el caso de la primera el autor es el responsable de todo el proceso, es decir sin la intervención de un editor. En la publicación o editorial  tradicional un editor se encarga de todo el proceso, es decir  publica y luego comercializa y distribuye el libro.